¿La revolución digital hará desaparecer las farmacias físicas?, Cemefar
¿La revolución digital hará desaparecer las farmacias físicas?
 
La farmacia tiende a digitalizarse y posicionarse en internet

Aumentan las compras que se hacen en la farmacia por internet, según encuesta del INE sobre el uso de las TIC en casa, en más del 50% respecto al año pasado.

La farmacia, que tradicionalmente ha sido un negocio físico, está tendiendo a digitalizarse, y también a posicionarse en internet. Este cambio se debe a las variaciones en la conducta de consumo de los usuarios, además de a las necesidades sociales.

Los establecimientos que ya tienen presencia en Internet han aumentado en un 32% en dos  años, según refleja la segunda edición del estudio elaborado por Evolufarma de 2016.

Las farmacias, para vender por internet, utilizan o un ecommerce o un Marketplace. Los e-commerce individuales propios a la farmacia, actúan como un escaparate digital, y  los marketplaces aglutinan una serie de tiendas para vender sus artículos.

Para poder vender a distancia, las farmacias tienen que tener licencia de farmacia. Es un sector muy regulado, tal como destaca el CEO y fundador de Farmacias.com, Raúl Ruiz, que dice que hay que tener un estricto cumplimiento del Real Decreto 870/2013, de 8 de noviembre

A través de farmacias.com se pueden encontrar productos farmacéuticos en función de criterios de proximidad, disponibilidad, o precio.

“Los medicamentos no se venden directamente, a día de hoy no lo permite la legislación y para hacerlo remitimos al usuario a la web de la farmacia desarrollada por nosotros, pero propiedad de la farmacia”, aclara el CEO de Farmacias.com.

Respecto a los medicamentos sujetos a prescripción médica, está  prohibida su venta telemática, “siendo la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) a través de Distafarma, quien protege a los usuarios y regula la actividad”.

Sin embargo todo esto no parece llevar a una sustitución de las farmacias físicas. Raúl Ruiz señala que “la farmacia es salud y necesitamos farmacias, farmacéuticos y profesionales que sepan administrar nuestras necesidades. Lo que sí es cierto que la farmacia tiene que adaptarse al proceso de digitalización, cosa que ya está haciendo.