Se dispara la venta de mascarillas en España por temor al coronavirus de Wuhan, Cemefar
Se dispara la venta de mascarillas en España por temor al coronavirus de Wuhan
 
La demanda de mascarillas en las farmacias se ha disparado tras iniciarse la epidemia de coronavirus en Wuhan (China)

Según las cifras que maneja la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar), hay peticiones de 100.000 unidades por día en las farmacias españolas. Un número desorbitado que ha propiciado que los fabricantes de mascarillas no puedan cubrir la demanda, que ha crecido en más de un 7.000 por ciento.

Aunque los fabricantes están abasteciendo, no es suficiente para cubrir el alto nivel de pedidos. La comunidad china de nuestro país está comprando una gran cantidad de mascarillas para mandarlas a su país, lo que está produciendo este fallo en el suministro de mascarillas.

Según han señalado desde Fedifar, "no hay desabastecimiento de mascarillas". Algo que altos cargos del Ministerio de Sanidad confirmaron durante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. A pesar de no existir un desabastecimiento, "los distribuidores no tienen stock porque, aunque los fabricantes están abasteciendo, no es suficiente para cubrir el alto nivel de demanda que hay actualmente de mascarillas".

Desde la federación de distribuidores farmacéuticos han querido trasladar un mensaje de tranquilidad porque lo que se ha creado es "una alarma infundada" porque en España solo hay dos pacientes infectados y evolucionan sin síntomas.

En cuanto a la población española, la Federación ha señalado que piden mascarillas "en época de alergias o por la gripe", aunque en ningún caso es una demanda tan alta como la que se está dando actualmente y que ha propiciado la epidemia de coronavirus iniciada en Wuhan.

Por otra parte, existen múltiples tipos de mascarillas y cada uno de ellos ofrece un grado de protección muy distinto frente al coronavirus. Así, es importante recalcar que ningún tipo de mascarilla (excepto las máscaras de protección biológica que cubren toda la cara) ofrece una protección integral frente al contagio por el virus de Wuhan por dos razones principales: la primera vía por la que se transmiten los virus respiratorios no suele ser la aérea (liberación de gotitas con virus por tos o estornudos) sino a través de las manos por contacto con superficies contaminadas y posteriormente las personas se llevan las manos a la cara. Por otro lado, la mayoría de mascarillas sólo cubren la nariz y la boca, pero no los ojos (mucosas), otra vía de contagio.