Cómo proteger tu piel para salir a la calle en la desescalada, Cemefar
Cómo proteger tu piel para salir a la calle en la desescalada
 
Al volver a salir a la calle después de tantos días encerrados en casa, tienes que proteger la piel de todos del sol y de la contaminación. De esta manera evitarás que tenga problemas de irritación, acné o sequedad.

A nuestra piel, al igual que le ha resultado traumático pasar casi 90 días sin salir de casa, el salir también puede llegar a dañarla. Mantenerla fuerte, resistente y con una barrera protectora estable, así como protegerla del sol y de los agentes contaminantes que puedan volver a alterarla, es la clave para que esta no sufra en la desescalada.

Aumenta las defensas

Una mala alimentación influye directamente en el estrés oxidativo y el envejecimiento. Ingredientes ricos en antioxidantes, como los frutos rojos o el té verde, ácidos grasos como el Omega 3 (presente en el salmón), o con proteínas de alta calidad y bajo contenido en grasa mejoran la barrera de la piel y la refuerzan.

En cuestión cosmética, la clave está en una limpieza completa y respetuosa con la piel, que comience con un limpiador suave, como lo es la leche limpiadora, y un tónico calmante que regule el pH y evite irritaciones y picores. Después, deberás hidratar tu piel en profundidad con una crema que cree ese escudo que mantenga su humedad intacta y la proteja de los agente externos.

No te olvides de la protección solar

Hay que tener en cuenta que nos confinamos en marzo y que ahora la intensidad de la radiación solar va a ser mayor, por lo que nuestra piel no ha tenido tiempo de adaptarse al incremento de la intensidad de los rayos. Solo las personas que han realizado baños de sol diariamente durante esta cuarentena tendrán su piel más acostumbrada a la radiación solar. Pero las que no lo hayan hecho corren mayor riesgo de sufrir alergia, urticaria solar o incluso quemaduras. Así, necesitarás una exposición solar gradual que aumente progresivamente en el tiempo, el uso de una crema facial con FPS 50+ y evitar la exposición sol durante las horas de máxima incidencia solar (de 12-16h).

Evita irritaciones

Además, el uso continuado de mascarillas puede provocar que tu piel se irrite. Para prevenirlo, mantenla bien hidratada, procura eliminar el sudor regularmente, límpiala con limpiadores suaves, aplica una mascarilla hidratante con activos calmantes una vez a la semana y utiliza un bálsamo naso-labial en las zonas donde la mascarilla roce con tu rostro.