Cómo usar las cremas para masajes musculares , Cemefar
Cómo usar las cremas para masajes musculares
 
Los masajes musculares son necesarios para tener una mejor calidad de vida

Gozar de un organismo sano depende de muchos factores y no es tarea fácil. Una adecuada nutrición, hacer deporte regularmente, la genética... son algunos factores que influyen en ello. Si además ayudamos al cuerpo humano con un masaje terapéutico acompañado de las cremas adecuadas, la salud nos lo agradecerá. 

Qué es un masaje muscular 

Cuando hablamos de masaje en general, estamos definiendo un conjunto de manipulaciones que se realizan en diversas zonas corporales con fines terapéuticos, deportivos o estéticos. 

Un masaje muscular sirve como oxigenación, prevención, depuración y drenaje del cuerpo humano. Para lograr los objetivos que se buscan, lo ideal es realizar unos estudios previos sobre la persona que necesita este tratamiento. Los beneficios que se obtienen son: 

  • Relajación del sistema muscular, mediante la reducción del estrés que sufre el paciente. Esto ayuda mucho a la persona a encontrar el equilibrio del sistema. 
  • Mejora el estado de ánimo al facilitar la secreción de serotonina. 
  • Un masaje terapéutico nos hace más resistentes al dolor al favorecer que los bloqueadores del dolor se pongan en marcha cuando se dan problemas musculares. 
  • Al oxigenar los músculos estos se llenan de energía. 
  • Previenen la oxidación muscular lo que lleva aparejado el alargamiento de la vida activa del cuerpo humano. 

Cremas para el masaje muscular 

Las cremas para masaje muscular tienen unos compuestos que multiplican los beneficios del tratamiento por lo que es obligatorio usarlas para conseguir, por ejemplo, aflojar nudos, aliviar tensiones y obtener un rendimiento máximo. 

Existen diferentes cremas que realizan funciones específicas: 

  • Cremas lubricantes: Tienen una función hidratante que ayuda a llegar a esos músculos que es preciso trabajar a fondo. 
  • Cremas refrescantes: Ayudan a reducir inflamaciones, calmando el cansancio muscular. Podemos encontrar aceites con diferentes composiciones, como el eucalipto, menta y esencia de clavo. 
  • Cremas para el calentamiento: Usando este tipo de ungüento el paciente siente una calidez en la zona tratado con el adecuado relajamiento de los músculos. De esta forma se obtiene un óptimo calentamiento muscular, con lo que se alivian dolores, favoreciendo la dilatación de la piel. 
  • Cremas con árnica: Esta sustancia muy abundante en la vegetación de Europa, logra la relajación de los músculos y articulaciones, por lo que los masajes que se apliquen con este tipo de cremas logran un extraordinario bienestar para el cuerpo humano. 

Unas sesiones de masaje muscular terapéutico usando las cremas adecuadas favorecen su efectividad aportando unos resultados que redundan en un tratamiento óptimo. 

Cemefar, empresa dedicada a farmacia, tiene las cremas para masaje más eficaces para después del ejercicio físico. Consulte nuestra web y encontrará lo que busca.