La presbicia y sus efectos , Cemefar
La presbicia y sus efectos
 
La presbicia es una afección muy extendida hoy debido al constante uso de dispositivos digitales en parte.

La presbicia, también conocida como vista cansada, es una de las dolencias oculares más extendidas sobre todo en quienes ya han cumplido los 40 años. Aunque el proceso es natural y fisiológico lo cierto es que resulta bastante incómodo hasta que se pone el remedio y uno se habitúa a usar gafas o lentes de contacto. 

Qué es la presbicia 

En el desarrollo de esta patología está involucrado el cristalino. Se trata de una lente natural que se encuentra en el ojo y enfoca los objetos. 

En principio tiene una elasticidad que permite ver tanto de cerca como de lejos. Los músculos ciliares se relajan y contraen con lo que el cristalino varía su curvatura para que podamos ver de forma adecuada. 

El problema surge con el paso de los años, cuando, aunque esos músculos siguen desarrollando su función, sin embargo, esa lente natural pierde parte de su elasticidad y afecta a la visión a corta distancia, de ahí que las imágenes se vean de forma borrosa. 

Hay algunos factores de riesgo que pueden influir en las personas para que les afecte la presbicia: 

  • Edad: Casi todas las personas sufren algún tipo de presbicia a partir de los 40 o 45 años. 
  • Padecer otras enfermedades: La hipermetropía, diabetes, esclerosis múltiple o trastornos cardiovasculares aumentan el riesgo de una presbicia prematura, en menores de 40 años. 
  • El uso de ciertos medicamentos como los antidepresivos, antihistamínicos y diuréticos. 

Síntomas de la presbicia 

Es una patología que se manifiesta gradualmente, pero sus signos más evidentes son: 

  • Tendencia a sostener lo que se lee a mayor distancia de lo normal para ver mejor las letras. 
  • Visión borrosa en la lectura. 
  • Cansancio e incluso dolores de cabeza después de leer o tras realizar trabajos minuciosos. 

Las gafas de farmacia para presbicia 

Las gafas de farmacia para leer son cada vez más populares, si bien su uso ha de restringirse a periodos breves de tiempo. 

Además, no solo ayudan a mejorar la visión, también se trata de una alternativa fácil y económica. 

No es un tratamiento definitivo por lo que se deben utilizar para leer, estar frente al ordenador, ver la televisión...pero solamente durante las horas precisas para ello. 

Las ventajas que tienen las gafas de farmacia para la presbicia: 

  • Desaparece la visión borrosa que no permitía ver con claridad. 
  • Los ojos dejan de sufrir y ya no enrojecen ni se ponen llorosos. 
  • Los dolores de cabeza propios de forzar la vista para enfocar los objetos desaparecen. 

Es importante verificar que estas gafas tengan su correspondiente etiqueta en la que debe figurar que está en consonancia con la normativa europea sobre este tipo de productos.