Llega el otoño y hay que prepararse , Cemefar
Llega el otoño y hay que prepararse
 


Cuando llega el otoño se producen ciertos problemas debido a muchos factores que influyen en la salud física y mental de las personas. Empiezan los catarros, gripes, algunos tipos de alergia, hay menos horas de luz... En fin, lo que describimos como la vuelta a la rutina. 

Qué hay que hacer para prepararse cuando llega el otoño 

En cuanto a la parte psicológica del asunto a muchos les entra cierto grado de apatía, estrés, episodios depresivos... 

Mucho de todo esto es consecuencia de la bajada de temperaturas que viene y la situación climática conlleva una reducción de las horas de sol y encima se produce un cambio de horario que hace que la noche venga mucho antes. 

Pero ante todo esto hay que estar preparado, ser positivo y cuidar la salud.

Por ejemplo, una dieta equilibrada ayuda a prevenir carencias de vitaminas, minerales y otras sustancias que son indispensables para el organismo. 

Tomar frutas y verduras de temporada como las naranjas y kiwis que son ricas en vitamina C. En cuanto a las verduras lo mejor es que sean de hoja verde que poseen ácido fólico y hierro y aportan la energía que precisa el cuerpo humano. 

Cómo evitar la astenia otoñal 

Muchas de las medidas que hemos descrito sirven para evitar la astenia. Podemos resumirlas así: 

  • Cuidar la alimentación. Ya hemos dicho algo sobre esto con el asunto de la dieta. Pero hay que insistir: Olvidarse de la bollería industrial, los fritos, snacks, cafeína, tabaco y alcohol. Es decir, no seguir con esas pequeñas liberalidades que el verano ha propiciado. 
  • Beber abundante agua. No solamente en verano hay que tomar líquidos, concretamente agua, sino que el otoño (y durante todo el año) es una estación muy propicia para esto. Los riñones trabajan mucho y hay que mantenerlos sanos para que se puedan afrontar las actividades que se realizan de forma habitual. 
  • Dormir bien durante las horas precisas. Unas 8 horas diarias y de calidad. Para que esto sea posible es necesario evitar las bebidas excitantes, con cafeína y energéticas. 
  • Hacer ejercicio. Si en el verano apetece pasear por la playa o hacer senderismo por el monte, no hay que perder esa costumbre, aunque bajen las temperaturas. También resulta conveniente practicar la meditación que es una actividad que ayuda a conocerse a uno mismo y sentirse más a gusto consigo. 
  • Consultar al farmacéutico si la apatía se apodera de nosotros. Puede recomendar algún tipo de suplemento multivitamínico o algún producto natural como la jalea real. 

En Cemefar estamos a su servicio. Somos una farmacia online con mucha experiencia y un extenso catálogo de productos. Visite nuestra web y lo comprobará.